7 de marzo de 2014

#eduPLEmooc Mentorizar: el hilo de Ariadna

Gracias a la simple guía del hilo desenrollado, el viajero tiene confianza, está seguro de volver. Tener confianza es la mitad de la exploración. Es esta confianza la que simboliza el hilo de Ariadna.
Bachelard 

Duomo Lucca cathedrale Lucques labyrinthe
By Myrabella (Own work) [CC-BY-SA-3.0], via Wikimedia Commons

Estoy convencida de que una vez que aprendemos no regresamos al mismo lugar del que partimos. Con esa salvedad, el mito del hilo de Ariadna —que tan generosamente citó mi compañero Aquilino Fernández en su post para describir la ayuda que había recibido de mi parte en este curso— me sirve para intentar unas líneas que expresen mi experiencia como mentora PLE.


"Tener confianza es la mitad de la exploración" revela Bachelard y en esta exploración —travesía, define Aquilino— hizo falta el hilo de aquellos que portábamos alguna (poca o mucha) experiencia para que adquiriéramos la confianza para avanzar, no abandonar, apuntalarnos, sostenernos en medio de las encrucijadas (desafiantes) que nos propuso este eduPLEmooc

"El mentor tiene que tener experiencia, 'nutre' al discípulo de experiencia y conocimiento además de facilitar y guiar su aprendizaje", explica Julia Contreras en su magnífica reflexión

Agradezco la formidable generosidad de mis compañeros en sus comentarios, y los acepto con agrado. Son la recompensa no a la habilidad o competencia —y mucho menos llego a considerarlos discípulos—, sino a la dedicación y el entusiasmo que brindé con el fin de contribuir, aportar, colaborar. Si logré hacerlo fue porque lo aprendí con otros.

Cooperar como mentora PLE me ayudó a conseguir mis propios objetivos de aprendizaje: fortalecí mi PLE (PLE is... ¡peoPLE! como afirma @balhisay), me animé a incursionar por primera vez en recursos donde hubo "que poner el cuerpo" como los hangouts de Google+, practiqué con herramientas colaborativas (ay, tablero grupal de Pinterest)  y ensayé el rol de (jugué a) ser tutora virtual, vía DM de Twitter, tuits, publicaciones en la comunidad de Google+, correo electrónico, Google Drive, debates en la plataforma, comentarios en Facebook, blogs. 

Párrafo aparte merece la creación de la comunidad de trabajo para el reto de Afania: Redes Sociales en el Aula que, al momento de esta publicación, está integrada por 163 miembros.   
Respeto, consideración, compromiso y estima prevalecieron en las interacciones. Debo agradecer especialmente a Clara Alazraki +Clara Sil por su buen humor e infinita paciencia ante mi ansiedad por concretar el documento colaborativo definitivo. Como asimismo a las compañeras y compañeros que asumieron la responsabilidad de organizar y definir los aportes de los participantes. Nombro a algunas/os con el riesgo de cometer una injusticia por omisión: Patrizia Gamboa, Lourdes Ferrando, Clara Sánchez Marcos, Ignacio Rodiño, Berenice Heredia, Rosana Vairoletti, y a quienes participaron del documento inicial y cuyos nombres pueden ver en él y de qué manera se fue gestando el proceso creativo.

Como Planetaki no está funcionando está en construcción un planeta de blogs de los miembros de la comunidad: aprendicesenredados.blogspot.com.ar La idea es que podamos seguir las actualizaciones de los blogs reunidos en un solo espacio. 

Para finalizar y antes de mostrar las evidencias de mi actividad como mentora incorporadas en un storify,  comparto esta diapositiva (42/114) que forma parte de la presentación de David Álvarez: "...el aprendizaje social no consiste en forzar a la gente a que participe en comunidades de aprendizaje en línea como parte de la capacitación formal, sino en alentar y apoyar a los equipos para que construyan sus propios espacios para apoyarse entre sí de manera más informal en el desarrollo de sus trabajos". Entiendo que este aprendizaje social se constituye cuando estamos dispuestos a aceptar el hilo que alguna Ariadna nos ofrece para alcanzar la confianza que se requiere para trabajar en equipo.

Mentorizar ¿Qué hago ahora?

2 comentarios:

  1. Cuando escuchaba que mucha gente entablaba vínculos a través de las redes sociales, pensaba "mmmmm, ¿de que me están hablando ? , estos están un poco locos"...
    Hoy puedo decir que finalmente entendí como, aun sin conocer personalmente a alguien, sino a través de su obrar, solidaridad y acompañamiento constante, uno pude llegar a conocer una buena persona, una excelente Docente,
    ...que màs decir...
    ¡TE QUEREMOS SILVINA!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Claro que nos conocemos, Clara! Y el cariño es recíproco, porque compartimos los mismos valores, nos importa la educación y, cada día, intentamos poner lo mejor de nosotras en nuestra tarea, sin mezquindades y, fundamentalmente, con RESPETO. Infinitas gracias por toda la paciencia, el aliento y por ser uno de los pilares vitales de esta comunidad de pares. Un gran abrazo :)

    ResponderEliminar

Gracias por visitar el blog y aportar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...